Tomates ecológicos con aceite de oliva Casas de Hualdo, salud y exquisitez a la vez
16
sep

Tomates ecológicos con aceite de oliva Casas de Hualdo, salud y exquisitez a la vez

Tomates con aceite de oliva

 

En la primera mitad del siglo XVI, el farmacéutico y botánico Petrus Matthiolus catalogó al tomate como producto comestible, y lo incluyó dentro de la misma familia de la mandrágora. La mandrágora era bien conocida en aquella época como una planta tóxica. Y, por extensión, desde principios del siglo XVII y durante dos siglos después, se creyó que el tomate era también un producto tóxico. Aunque a veces se aplicaba con fines medicinales, su consumo estaba desaconsejado.

Al final del año 1731 se descartó su “toxicidad”, y se le dio entrada al mundo gastronómico. A partir de allí, poco a poco, el tomate se convirtió en protagonista de innumerables platos. Se generalizó en toda Europa por su sabor, su ductilidad y facilidad de cultivo.

Esta exquisita verdura contiene mucha vitamina C, fortaleciendo nuestro sistema de defensa, y elementos minerales (potasio, calcio, magnesio y hierro), así como antioxidantes, que protegen nuestra piel del envejecimiento.

Si queremos que una herida se recupere rápido, los nutricionistas recomiendan el consumo de tomates. Son poco calóricos y están especialmente recomendados para las personas que siguen una dieta.

Gracias a la finca Edén de Benicarló (Castellón) existe la posibilidad de encontrar variedades de tomate casi desaparecidas, cultivadas de forma ecológica sin abonos o fertilizantes químicos y con un aroma inolvidable.

Un perfecto maridaje, el de nuestro zumo de aceituna de Casas de Hualdo “blend in tin”, rico en vitaminas y grasas instauradas, que ayudan bajar el colesterol, junto con unos tomates maduros, que nos ayuda a preparar un entrante sabroso pero sobre todo muy saludable.

¡Una tapa tan simple pero tan aconsejable para nuestros organismos!

 

Wiola Paduch,

Export Manager de Casas de Hualdo